Pablo Barreno, candidato a Intendente de Viedma por el peronismo en el frente Vamos con Todos, mantuvo un encuentro con vecinos y vecinas del barrio Santa Clara, en el marco de las reuniones que viene manteniendo con ciudadanos, instituciones y organizaciones de la sociedad civil que apoyan su proyecto para la ciudad.

«Somos el barrio más grande la ciudad..pero también al que menos bolilla le dan. Estamos abandonados», sostuvo Alicia, anfitriona del encuentro y promotora barrial de la candidatura de Barreno.

Los vecinos expresaron, a través de los problemas cotidianos que no son resueltos por el Municipio, la distancia que los separa de los representantes institucionales de Viedma. «No existe una planificación para el barrio y, cuando exponemos nuestros reclamos, nos tratan con falta de respeto», expresaron los vecinos.

«Sentimos que el Intendente y sus funcionarios discriminan a nuestro barrio. Tenemos problemas de limpieza, mantenimiento, alumbrado, de señalización de calles. Ya no sabemos qué hacer porque la municipalidad no da respuestas o, si lo hace, siempre es con malos modos y para sacarse el problema de encima», agregó Alicia.

En ese sentido, Barreno explicó que el problema de los vecinos del barrio Santa Clara «es transversal a todos los sectores de la ciudad: básicamente, el Intendente y su gobierno no supieron (o no quisieron) REPRESENTAR A SUS VECINOS».

«Los vecinos y vecinas del Santa Clara nos transmitieron algo que es un común denominador en todos los sectores de Viedma: hace mucho tiempo que el SISTEMA DE REPRESENTACIÓN LE ESTÁ FALLANDO A LOS CIUDADANOS. Y eso se traduce en los enormes problemas de seguridad, limpieza, mantenimiento, malos servicios que tiene nuestra ciudad», experó Barreno.

«El principal problema que tiene Viedma es de REPRESENTACIÓN. El intendente y su gobierno no entendieron que son SERVIDORES PÚBLICOS. En lugar de eso, se dedican a jugar a hacer política con sus jefes provinciales. Por eso Viedma está estancada, sin perfil productivo ni prospectiva», finalizó.